Friday, October 31, 2014

Perú: Fuerte inversión para triple proyecto aurífero

Minera Buenaventura invertirá $us 700 millones para desarrollar la mina de Oro , ubicada en la región de Moquegua, al sur de Perú. Según el Presidente Ejecutivo de la compañía, Roque Benavides, está previsto que la explotación comience el año 2017, y es un hecho que ésta se realizará de forma subterránea.

"Será una menor producción, pero mucho más rentable, estamos hablando de entre 200.000 y 300.000 onzas de Oro por año", dijo el ejecutivo en declaraciones que reproducen diversos medios peruanos en los últimos días. Originalmente consideraba la construcción de un rajo, cuya producción proyectada era de unas 500.000 onzas anuales. Sin embargo, como explicó Benavides en la entrevista, la inversión que se planteaba "era por encima de $us. 2.000 millones y acá estamos hablando de un proyecto de mina subterránea de menos de $us 700 millones".

Buenaventura tomó el control del proyecto en el mes de agosto, tras comprar el 51% de la propiedad a la sudafricana Gold Fields. Según el ejecutivo, se trata de "un paso muy importante" para la minera: "es probablemente una de las adquisiciones más grandes que hemos hecho en la historia de la empresa", señaló Benavides.

Pero no es todo. Otros proyectos como Tambomayo y La Zanja dan cuenta de que la compañía está apostando a desarrollar proyectos para reactivar su producción, principalmente la de oro, que caería levemente este año en relación a 2013. En el caso del primero, se espera que aporte con una 200.000 onzas anuales desde inicios del 2016, para lo que se requerirá una inversión de $us 200 millones.

En cuanto a la mina La Zanja, proyecto que comparte con la estadounidense Newmont, Benavides señaló que se desarrollará también el depósito Alejandra, para lo que se requerirá la construcción de una planta de flotación y de cianuración; pero no quiso precisar los montos de inversión asociados al proyecto.

Thursday, October 30, 2014

UNIR: Cooperativas auríferas, las más conflictivas

El sector de la cooperativas mineras auríferas es uno de los que registra más conflictos y, en contrapartida es el que tiene mayor flexibilidad tributaria, según el estudio “La veta del conflicto. Ocho miradas sobre la conflictividad minera en Bolivia”, presentado ayer en esta ciudad por la Fundación UNIR.

Según el exministro de Minería, Dionisio Garzón, a cargo del capítulo sobre conflictividad y régimen impositivo, los cooperativistas auríferos, ubicados sobre todo en el norte paceño, no pagan impuesto a las utilidades ni a las transacciones y pagan regalías según la ley de los yacimientos; sin embargo, son los que más conflictos generaron en el periodo 2010-2014.

La causa, la alta cotización del oro, sumada al bajo costo de la extracción.

El especialista en medio ambiente y minería, Emilio Madrid, explicó que el estudio fue realizado por ocho profesionales desde diferentes puntos de vista. María Soledad Quiroga (UNIR) analizó al actor minero desde el punto de vista sociopolítico y su postura a través del tiempo.

El consultor Eliodoro Sandy analizó el conflicto y su vínculo con el aporte de la minería al desarrollo local. El investigador Pablo Poveda analizó la pugna por áreas mineras, el uso de la violencia y los cambios en la distribución a favor de las cooperativas y de los privados.

Los conflictos en torno al tema laboral fueron analizados por el investigador del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla), Carlos Arce, quien halló relación entre mejores condiciones laborales y pugna por áreas, sobre todo en el sector cooperativizado.

Madrid analizó la relación entre medio ambiente y derechos indígenas, determinando que sólo 20 por ciento de las cooperativas trabajan sin licencia ambiental y que las grandes empresas son juez y parte al momento de evaluar sus prácticas pues lo hacen a través de consultoras pagadas por ellas mismas.

La lógica del conflicto minero estuvo a cargo de Alejandro Arze, también de UNIR.

En un análisis conjunto, el estudio señala que la nueva ley minera agudizará el conflicto por su visión represiva y orientada a favorecer a un sector en desmedro de los otros.

El estudio está disponible en oficinas de UNIR.

EBO reconoce ineficiencia

El administrador de la Empresa Boliviana de Oro (EBO) en Riberalta, Francisco Cartagena, reconoció que el 2013 fue la mejor gestión en cuanto a ingresos de la empresa estatal. Sin precisar cifras lamentó, sin embargo, que esta gestión, a dos meses de finalizar la misma, sólo alcanzó al 30% de ingresos por el rescate y la entrega del metal precioso al Banco Central en relación al año pasado.

La Asociación de Balseros (Asobal) ubicada en la población, prefiere vender su producción a otra compañía con el objetivo de evitar el pago de impuestos, reportó Cartagena a radio San Miguel de la Red Erbol.

“Este año hemos visto afectada la comercialización, la compra del oro de Asobal, por lo que ellos no están dispuestos a pagar el impuesto que nosotros les cobramos por Ley. Se trata del Impuesto a la Utilidades de las Empresas (IUE) 5% y el IT (Impuesto a las Transacciones) 3%, haciendo un total de 8% de cada venta que ellos realizan”, explicó Cartagena.

Wednesday, October 29, 2014

EBO vendió 174 kilos de oro al BCB en 4 años de existencia



La Empresa Boliviana del Oro (EBO) vendió 174 kilos del metal en cuatro años, informó ayer a La Razón su gerente general, Valerio Panozo. El diputado electo por el Movimiento Al Socialismo (MAS) y dirigente minero, Edmundo Polo, afirmó que EBO no “funciona bien” y debe fortalecerse.

“En cuatro años de creación de la empresa se ha vendido 174 kilos al Banco Central de Bolivia (BCB), nuestros vendedores son todas las cooperativas mineras, empresarios y personas naturales”, expresó Panozo a este diario.

Consultado sobre cuánto representa en recursos esa cantidad de oro, el funcionario dijo que no tiene el monto preciso. La empresa estatal tiene su sede en Riberalta (Beni) y Panozo está en el cargo desde hace un año.

En agosto de 2012, el viceministro de Minería, Freddy Beltrán, informó que EBO, dependiente de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), inició la venta del primer lote de 120 kilos de oro, equivalente a $us 5 millones, al BCB. Esta firma estatal fue creada en 2010 con el objetivo de comprar toda la producción de oro en el país para evitar que se vaya al contrabando a través de los comerciantes.

Actualmente la oficina central funciona en Riberalta, departamento del Beni, otra en San Ramón, en la misma región, y una tercera en El Alto. Las tres regionales son centros de compra del metal precioso, precisó Panozo. El funcionario explicó que hasta ayer el precio de la onza troy estaba en $us 1.227,8. El gramo de oro en Bolivia cuesta Bs 270,8 y el kilo del metal llega a costar hasta Bs 270.000.

Críticas. El presidente de la Federación Regional de Cooperativas Mineras Auríferas (Ferreco) y actual diputado electo por el MAS, Edmundo Polo, cuestionó ayer la labor de EBO, al señalar que no está “funcionando bien” debido a varios aspectos.

“La Empresa Boliviana del Oro no compite en precios; al ser una empresa estatal tiene que facturar, tiene que incluir impuestos, por norma, y obligatoriamente tiene que vender el oro al Banco Central de Bolivia. No exporta, además no tiene los recursos suficientes para acopiar todo el oro que se produce en el país, mucho menos de las cooperativas, ésa es la razón por la que EBO no funciona bien, está en mala situación, no se ha previsto técnicamente estos elementos para su funcionamiento”, expresó Polo.

Empero, Panozo dijo que esa versión no es cierta porque “tenemos los recursos y medios suficientes para poder estar en la competencia”. Indicó que para la presente gestión tienen un presupuesto de Bs 40 millones, que les permite acopiar el metal, pero que han pedido un incremento.

Además, cuestionó a las comercializadoras porque “no están con la ley bajo el brazo, lo que nos impide y dificulta el trabajo en la empresa”. Polo agregó que EBO no acopia la producción de las cooperativas mineras, porque tienen su propia Comercializadora de Minerales (Comermin), además de otras comercializadoras privadas. “Mientras EBO no resuelva el problema del precio y mayores recursos, seguirá mal”, expresó Polo.

Manifestó que esta dificultad ya fue expresada al Gobierno, para ver de qué manera se puede resolver el problema de los comercializadores que en el mercado negro ofrecen un precio mayor que el oficial. Incluso no descartó que desde la Asamblea pueda proponer un proyecto de ley para fortalecer a esta empresa, fundamentalmente en la inyección de mayores recursos.

Se busca fortalecer Comermin

Comercio

“Estamos trabajando en fortalecer a la Comermin (Comercializadora de Minerales), y la idea es que los mismos productores puedan comercializar, darle valor agregado, industrializar y exportar. En esa medida, prescindiríamos de comercializadores privados y que la propia Comermin se pueda convertir en acopiadora y comercializadora”, dijo Edmundo Polo, de Ferreco.

El contrabando es el principal enemigo de la venta del oro

“El contrabando es el principal enemigo de la producción nacional y se ve por todo lado. Habría que crear una política de mucho más control”, manifestó el martes a La Razón el gerente general de la estatal Empresa Boliviana del Oro (EBO), Valerio Panozo. El funcionario dijo que actualmente existe contrabando de oro por todo lado, y es una de las principales dificultades que tiene que enfrentar la empresa estatal.

En varios reportajes de este diario se ha podido demostrar que el oro boliviano sale por las fronteras con destino a los países vecinos, fundamentalmente al Perú. Una de ellas es la feria de Chejepampa, provincia Franz Tamayo, donde los comercializadores prefieren vender el metal a compradores peruanos.

Cierre de Inti Raymi influirá en recaudación de regalías mineras

El cierre de las operaciones de la empresa minera de Inti Raymi, influirá de gran manera en la recaudación de regalías mineras, puesto que esta empresa es una de las que más aporta, así informó el director de Desarrollo Minero del Gobierno Autónomo Departamental de Oruro (Gad-Oru), Eduardo Berdeja.

Señaló que además a esto se suma las bajas cotizaciones internacionales que se registraron durante esta gestión, lo cual incide en la recaudación de regalías mineras, enfatizó que este tema es preocupante no solo para el departamento, sino también para el Gobierno Central y los municipios productores.

Manifestó que de acuerdo a la previsión que se realiza, esta gestión se tendrá una recaudación de 100 a 110 millones de bolivianos por concepto de regalías mineras, lamentó que Inti Raymi cierre operaciones, ya que es una de las empresas que a fin de año reportaba un buen ingreso.

Indicó que la baja de las cotizaciones de los minerales, no solo puede influir en la recaudación de las regalías sino también puede generar una gran cantidad de desempleados, puesto que principalmente las empresas privadas y la estatal tienen un techo presupuestario establecido, que no les permitirá superar si el estaño por ejemplo baja a 6 dólares, entonces se opta por reducir personal.

Mencionó que por el contrario las cooperativas mineras pueden sobrevivir con una cotización de 6 dólares la libra fina de estaño, por ello los cooperativistas históricamente son quienes siempre trabajaron en los momentos de buenas cotizaciones y en los peores momentos con bajas cotizaciones, señaló que evidentemente existe la migración y la desocupación de los socios pero a pesar no cerraron operaciones a diferencia de las empresas privadas o la estatal.

BOMBEO

Por su parte se refirió al estudio técnico que se realiza para definir qué institución será responsable del bombeo de aguas ácidas de la mina San José durante la gestión 2015, manifestó que se avanza en este tema de adecuada forma a través de mesas de trabajo.

Mencionó que se debe analizar dos temas; uno el presupuesto del bombeo a partir del 2015 y por otra parte el tema ambiental, en el cual todas las instituciones deben inmiscuirse, se debe conseguir que se haga un nuevo estudio para corroborar el grado de contaminación que existe a causa de las aguas acidas de dicha mina.

Sunday, October 26, 2014

AL 22 DE OCTUBRE EL ORO SE RECUPERA, NO EL ESTAÑO

El precio del oro en el mercado internacional se recuperó moderamente la semana que concluye, pero no así el del estaño, que terminío a la baja. De 1.208,50 dólares la onza troy de oro subió a 1.246,75 dólares, debido a preocupaciones de los inversores y la desaceleración económica de China, en tanto que la libra fina de estaño cayó de 9,66 dólares a 8,89, con una reducción de su precio de 8%, provocado por una disminución de la demanda mundial.