Thursday, March 23, 2017

Se certifica la segunda mina boliviana de Oro Responsable: la Cooperativa Aurífera de Yani R.L.

Esta Cooperativa Aurífera de La Paz tiene el orgullo de ser la segunda del país en obtener la Certificación Fairmined. La certificación garantiza que su proceso minero cumple altos estándares de seguridad, protección ambiental y derechos humanos; y les abre la puerta a comerciar con cadenas de suministro internacionales.

Siguiendo el ejemplo de la Cooperativa Aurífera 15 de Agosto, Yani es la segunda organización minera artesanal y de pequeña escala (OMAPE) en obtener la Certificación Fairmined. La Cooperativa ha trabajado de manera ardua y continúa desde 2013 para mejorar sus prácticas mineras y cumplir con los compromisos de la certificación. Su trabajo fue recompensado el 6 de marzo de 2017 cuando obtuvo la certificación. Hoy, la comunidad históricamente minera se enorgullece de demostrar a su comunidad y a otras cooperativas que sí es posible hacer una minería responsable, y realizar el proceso de beneficio con un estricto manejo del mercurio, de seguridad minera, seguridad social y de gestión ambiental.



“Aprendimos muchas cosas tanto en el aspecto del manejo amigable con el medio ambiente, como también sobre todos los aspectos legales y laborales que se deben tener para trabajadores de minería de pequeña escala. Trabajar con responsabilidad nos hace grandes en toda nuestra producción y el desarrollo de nuestro trabajo” afirman Carlos Yurja Álvarez, socio, y David Quispe Quito, Presidente y socio de Yani.
La Alianza por la Minería Responsable (ARM) y Cumbre del Sajama, con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), acompañaron a la cooperativa boliviana durante todo el camino hacia la certificación. Cumbre del Sajama ha proporcionado a los trabajadores y socios de esta y otras cooperativas bolivianas acompañamiento permanente en temas de seguridad y salud ocupacional, medio ambiente, temas administrativos, género, relacionamiento comunitario, manejo adecuado del mercurio, entre otros; para cumplir con los requisitos éticos y ambientales del Estándar Fairmined.
La cooperativa Yani ha mostrado un fuerte compromiso con el mejoramiento continuo del bienestar de sus socios, trabajadores y de la comunidad minera en general, dado que la Cooperativa ha crecido con una misión solidaria hacia la familia minera. Yani también se diferencia por la verdadera equidad de género que existe en la cooperativa, las mujeres desarrollan trabajos en el campamento minero, en la administración en general, y en cualquier otro espacio que en otras organizaciones estarían abiertos mayormente a hombres. Mireya Saavedra Rivera, auditora de la empresa IMOSwiss AG, aclama sus avances:
“Yani es una cooperativa muy comprometida en todo aspecto y con ganas de cumplir con la norma al 100%. Tuve la suerte de ver las actividades de los mismos después de un cambio de directorio que me impresionó y que no vi en ninguna otra organización de productores. El directorio saliente estaba trabajando junto al nuevo directorio, capacitándolos, entregando una a una la documentación en cada área. Me pareció maravilloso”.
Hoy los mineros de Yani cuentan con toda la motivación de cumplir con los requisitos exigidos por la normatividad boliviana para exportar su oro y así poderlo vender en los mercados internacionales. Gracias a la Certificación Fairmined, la Cooperativa Yani ahora recibirá un premio de hasta 4000 USD por kilo de Oro Fairmined vendido, adicional al precio del oro mismo.

Como y porqué certificarse

La Certificación Fairmined fue creada por la Alianza por la Minería Responsable (ARM) con el objetivo de apoyar a las organizaciones mineras artesanales y de pequeña escala para convertirse en empresas social y ambientalmente responsables.
Para certificarse, una cooperativa debe someterse a una auditoría en la que un tercero avalado por ARM procede a evaluar el sistema de producción y las instalaciones, así como a realizar revisiones documentales, entrevistas con los trabajadores, y evaluaciones de la gestión organizativa y ambiental.
La Certificación Fairmined garantiza que el oro producido tiene un impacto ambiental reducido, protege las fuentes de agua aledañas, proporciona condiciones seguras para los mineros, y no tiene nexos a situaciones de conflicto ni trabajo infantil. Esta garantía es de gran importancia para las cadenas de suministro y producción de joyería que quieren trabajar con oro extraído éticamente, del que puedan sentirse orgullosos.

Acerca de la Cooperativa Aurífera de Yani
Número de socios de la Cooperativa: 75 hombres y 10 mujeres
Número de trabajadores contratados: 60 hombres

Tipo de extracción: minería de veta
La Cooperativa Minera Aurífera Yani R.L. se encuentra a 4290 metros sobre el nivel del mar, en una serranía media perteneciente a la Cordillera Oriental de Los Andes Bolivianos. Yani ha
crecido con una misión solidaria hacia la familia minera y una visión de crecimiento y desarrollo.
De la actividad de la Cooperativa dependen directamente 88 familias, y también está marcada por su herencia étnica ya que proviene de una comunidad de aproximadamente 40 familias de origen Aymara, quienes constituyen casi la totalidad de la población.
Para más información sobre Yani visite su perfil.
Acerca de la Alianza por la Minería Responsable y Fairmined
La Alianza por la Minería Responsable (ARM por sus siglas en inglés) es una iniciativa global que nació en 2004. ARM trabaja para transformar la minería artesanal y de pequeña escala en una actividad social y ambientalmente responsable que mejore la calidad de vida de los mineros artesanales, sus familias y sus comunidades. Mediante el Estándar de Minería Justa Fairmined y el apoyo de ARM, los mineros tienen la oportunidad de producir Oro Fairmined y pueden acceder a cadenas de suministro responsables.
A nivel global hay 7 organizaciones mineras con Certificación Fairmined: 3 en Colombia, 1 en Perú, 2 en Bolivia y 1 en Mongolia. Hay más de 140 marcas en Europa y Norte América que trabajan con Oro Fairmined transformándolo en productos éticos.

Para más información sobre la Alianza por la Minería Responsable visite www.minasresponsables.org. Para más información acerca de Fairmined visite
http://www.fairmined.org/es/.

Thursday, March 16, 2017

Explotación aurífera Mercurio amenaza proyectos eléctricos El Bala y Chepete

El mercurio vertido por la intensa actividad aurífera en el norte de La Paz, en el área de la cuenca alta superior que desemboca en el río Beni, constituye una amenaza letal del proyecto hidroeléctrico del Chepete y El Bala.

Esta es la principal conclusión del estudio, “La Amenaza del Mercurio, el proyecto hidroeléctrico del MAS en el Chepete y El Bala”, realizado por el sociólogo y antropólogo Ricardo Calla y que fue presentado el pasado martes en La Paz.

ADVERTENCIA

El mercurio es uno de los diez productos o grupos de productos químicos que plantean especiales problemas de salud pública, dijo la Organización Mundial de la Salud (OMS). “La principal vía de exposición humana es el consumo de pescado y marisco contaminados con metilmercurio, compuesto orgánico presente en esos alimentos”, alertó en su portal la entidad internacional, dependiente de Naciones Unidas.

ACTIVIDAD MINERA

El estudio, publicado por la Fundación Pazos Kanki, documentó sobre los graves riesgos que implica la construcción de una megarrepresa del Chepete y la gran represa “de paso” de El Bala, en el área donde la explotación aurífera cooperativista, barranquillera, empresarial privada, mixta y estatal, es la más intensa del país.

La central hidroeléctrica Chepete recibirá las aguas del río Beni contenidas y embalsadas por una megarepresa a construirse en el angosto, un paso estrecho por el que fluye la corriente de dicho río, ubicado al este de Apolo, en el norte de La Paz.

La otra central hidroeléctrica a levantarse estaría ubicada en el Angosto de El Bala, también en el cauce del río Beni, en plena frontera entre Rurrenabaque, en La Paz, y San Buenaventura, en Beni.

PIE DE MONTE

Los dos estrechos se ubican en el piedemonte amazónico en la cuenca alta inferior y de transición del río Beni hacia los llanos donde llega su caudal. “Ambos estrechos son el paso obligado de las aguas de los distintos ríos que conforman la cuenca aluvial de oro de las zonas de Tipuani, Guanay y Mapiri, el área más intensamente explotada por la minería aurífera en el país”, señaló la publicación.

MERCURIO

De acuerdo con la información recabada por Calla, el mercurio es el elemento de mayor impacto en el área, por su empleo en la separación del oro de los minerales. Cuando se derrama en el agua –lo que es frecuente en la región aurífera en el norte de La Paz– puede convertirse en metilmercurio (por acción de las bacterias), a través de un proceso de transformaciones que se potencia peligrosamente en las aguas profundas de las lagunas naturales y los embalses creados artificialmente, según el informe proporcionado.

MERCURIO Y SU ELEVADA TOXICIDAD

Según los estudios consultados por el autor de la publicación, Ricardo Calla, el metilmercurio es la forma más tóxica en la que se presenta el mercurio, ya que afecta el sistema inmunológico y daña el sistema nervioso. Se pueden presentar daños permanentes en cerebro y riñones e incluso llega a provocar la muerte, particularmente de los bebés aún no nacidos o recién nacidos. Estos aspectos se encuentran citados en el portal de la OMS.

CONSUMIDORES

Para Calla, emplazar el megaproyecto hidroeléctrico del MAS en el Chepete y El Bala “amenaza con hacer surgir en la cuenca alta del rio Beni dos gigantes embalses que terminarán convertidos en unos descomunales lagos artificiales envenenados de mercurio, sometiendo a la población del norte de La Paz y del Beni, pero también a la de la ciudades de La Paz y Oruro –donde hoy se consumen diversos pescados provenientes del rio Beni y sus distintas cuencas– a inadmisibles y muy peligrosos riesgos para su salud”.

Tuesday, February 21, 2017

Concesión minera aurífera alerta a 19 OTB de Paracaya

Los representantes de 19 organizaciones territoriales de base (OTB) del cerro Tuti ubicado en Paracaya (San Benito) están en alerta y se movilizaron ayer en rechazo a una concesión minera aurífera que pretende ser explotada por la empresa unipersonal “Díaz Rojas”.

“Nosotros no queremos que toquen el cerro Tutita porque de ahí vienen las vertientes, el agua potable, para riego, y en el cerro los animales comen la paja brava, por eso pedimos que el proyecto de explotación se anule”, afirmó el dirigente de la Subcentral Tuti en la zona andina, Gregorio Moscoso que llegó hasta las oficinas de la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM) en Cochabamba junto a otros dirigentes.

La empresa unipersonal “Díaz Rojas”, que tiene como propietario a Agapito Díaz Rojas, solicitó obtener la concesión minera hace un año para explotar oro del lugar. A la fecha cumplió con la mitad de los 12 pasos que debía seguir para que le otorguen la concesión.

Moscoso indicó que afectaría a 19 OTB de Paracaya donde viven al menos 10 mil familias que se dedican a la producción de diferentes hortalizas y frutas para abastecer al mercado interno. Entre los cultivos principales están la papa, papaliza, maíz, trigo, cebada, haba y durazno.

La concejal de San Benito, Isabel Serna, explicó que anteriormente la AJAM se negó a dar detalles sobre el trámite de concesión, que en principio comprendía cuatro cuadrículas, pero revisando la documentación dijo que se trata de 10 cuadrículas, lo que significa 250 hectáreas.

Asimismo, Serna denunció que Díaz dice ser comunario de Laymiña en San Benito, pero no vive en la zona sino en Sacaba. “Nadie lo conoce y él se quiere aprovechar del cerro Tuti, que incluso es un lugar turístico en Viernes Santo, tenemos vertientes y fauna silvestre en la zona”, aseguró.

Ante estas denuncias, los comunarios sostuvieron ayer una reunión con el director departamental de la AJAM, Juan Carlos Murillo, firmando un acta de entendimiento. En el primer punto, AJAM se compromete a respetar el reclamo de las comunidades del cerro Tuti de cuidar el medio ambiente; segundo, el Concejo Municipal de San Benito, exigirá a la “brevedad posible” un informe técnico medio ambiental de las vertientes, y tercero, la AJAM se compromete a paralizar los trámites mientras se cuente con esta información.

Murillo explicó que la AJAM tiene como función otorgar derechos mineros a través de los contratos administrativos. En el caso de la empresa unipersonal “Díaz Rojas” explicó que cumplió con los requisitos, incluso un informe técnico donde se habrían hecho observaciones.

Sin embargo, Murillo dijo que no fue un obstáculo para la continuidad del trámite y que en el contrato se le exigirá que cumpla ciertos requerimientos, como estudios multisectoriales que no afecten la dotación de agua, pero después de que se concrete la entrega de la concesión minera. Agregó que se hace el seguimiento en estos casos para que se cumplan lo acordado.

“Si no se anula siempre este proyecto, de nuevo vamos a salir con bloqueos a la carretera en Punata”, amenazó Mosocoso. El pedido de paralización de la concesión también es respaldado por un voto resolutivo de la mancomunidad del valle alto.



DETALLES

* Cochabamba se caracteriza por contar con espacios de explotación de materiales no metálicos, principalmente. Entre los primeros se encuentran el yeso, mica y la sal.

* La pasada gestión la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM) en Cochabamba recibió 50 solicitudes para la otorgación de autorizaciones de explotación de diferentes yacimientos, informó el director departamental de la institución, Juan Carlos Murillo.

* De los 50 solicitudes, Murillo dijo que la mayoría de ellas están en trámite porque el proceso de otorgación de la explotación dura un año en su aprobación y hay dos oportunidades para subsanar errores.

Tuesday, February 14, 2017

Se reanuda diálogo por conflicto en mina aurífera



Dirigentes y pobladores de Trinidad Pampa y El Choro instalaron ayer, por primera vez, una mesa de diálogo en La Paz para llegar a consensos después que la semana pasada un grupo intentara tomar la mina aurífera Cruz del Sur haciendo uso de armas de fuego.

A las 14:00 horas, inició la reunión con la presencia de los alcaldes de Coroico y Coripata; del Defensor del Pueblo, David Tezanos; el Subcomandante Departamental de la Policía de La Paz, y más de 30 pobladores de las dos comunidades antes citadas que enfrentan un conflicto por la explotación del yacimiento de oro hace años.

Durante el encuentro se discutieron tres puntos: la pacificación de la zona; la conformación de una comisión de fiscales para avanzar en las investigaciones de la muerte de siete personas anteriormente, y la presentación de documentación sobre la titularidad y legalidad en la explotación minera ante el Ministerio de Minería.

“Es de ponderar el trabajo hermanado que impulsado con la Policía Boliviana y la responsabilidad de los dirigentes y compañeros de la comunidad de El Choro, que antes fue una sola, para alcanzar la pacificación en un conflicto que se viene arrastrando desde hace más de diez años”, dijo Tezanos.

A la conclusión del diálogo, se definió una nueva reunión para el viernes 3 de marzo en la ciudad de La Paz en ambientes de la Defensoría del Pueblo.

Tuesday, February 7, 2017

Investigador dice que flujo data de 2014 Amazonía sirve de ruta al negocio ilegal del oro

El diario peruano El Comercio publicó el pasado viernes una investigación en la que detalla las nuevas rutas que utiliza la minería ilegal del oro de Perú, tráfico que por la restricción de insumos químicos y mayor control en puertos y aeropuertos se redireccionó hacia las fronteras de Bolivia, Brasil, Chile y Ecuador.

Según el artículo de Francesca García Delgado, los esfuerzos del Gobierno del Perú contra la minería ilegal no han logrado acabar con el tráfico de oro, que proviene en mayor medida de la Amazonía, por lo que esta actividad ha encontrado nuevas rutas para mantenerse activa y próspera.

MADRE DE DIOS

“El oro del Madre de Dios y de Puno estaría saliendo en mayor medida hacia Bolivia y Chile, para ser luego exportado a Estados Unidos y Suiza”, explica Lenin Valencia, investigador de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA), quien aclara que el tráfico hacia Bolivia data desde 2014.

Señala que también los controles aplicados por las autoridades para reducir el comercio ilícito en esta frontera (que se calculaba en 100 kilos de oro semanalmente) generaron que la nueva ruta de tráfico de oro ilegal peruano llegue a Chile.

CAPTURA

Según Valencia, la explicación de que el tráfico prospere pese a los controles es el alto nivel de corrupción que ha alcanzado.

La investigación partió de la captura el 3 de enero pasado, en Perú, de “Peter Ferrari”, sindicado como uno de los mayores comercializadores de oro ilegal en ese país. Su fortuna actual superaría los 700 millones de dólares.



VOLÚMENES

Valencia señala que, en 2015, la proyección de la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat) fue de $us 5.653 millones en exportación legal de oro, mientras que el valor de producción registrado por el Ministerio de Energía y Minas (Minem) fue de $us 5.398 millones. Es decir, hay casi $us 252 millones de oro exportado, cuyo origen no está esclarecido del todo. “A esto hay que agregar el oro enviado por las fronteras de Bolivia, Brasil, Chile y Ecuador”, acota. Sin embargo, sobre toda esta actividad ilícita no hay estadísticas.

RUTAS DEL CONTRABANDO

El coronel César Sierra, al señor consultado al respectivo, expuso que hasta el año pasado el Alto Comisionado en asuntos de formalización de la minería e interdicción de la minería ilegal, explicó que de las cuatro principales rutas de contrabando de oro ilegal dos van hacia Bolivia, otra a Chile y finalmente a Brasil.

El 50 por ciento de la actividad de minería ilegal en el Perú está en Madre de Dios, Cusco y Puno. Uno de los mayores enclaves de esta actividad está ubicado en el centro poblado de La Rinconada (Puno). Este es el punto de partida de las rutas más transitadas, que llegan a Brasil por Iñapari a Bolivia, utilizando como trayecto Perlas de Oro y el Desaguadero y a Chile vía Tacna.

Tensión por intento de toma de mina de oro

Los conflictos en la mina aurífera Cruz del Sur en el sector de Choro Grande en Coroico, La Paz, se reavivaron ayer después de que un grupo de comunarios intentó avasallar el yacimiento haciendo uso de armas de fuego. No se registraron personas fallecidas ni heridos como en otras ocasiones, aunque se desplazó un contingente de 50 policías a la zona.

Hasta el cierre de la edición, la Defensoría del Pueblo esperaba una respuesta de ambas partes para iniciar el diálogo.

El hecho ocurrió a las 5:00 cuando un grupo de 140 comunarios de El Choro rodearon la mina de oro intentando ingresar valiéndose del uso de armas de fuego, informó el viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga. Para evitar mayores conflictos, Quiroga dispuso que un contingente de 50 policías acuda a la zona y permanezca en el lugar.

“Hay un problema por el tema de la concesión, por eso es que la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM) se está dirigiendo ahí para entablar el diálogo. Hay un supuesto avasallamiento, pero vamos a esperar el informe de la Policía”, señaló Quiroga.

El presidente de Vigilancia de la Federación Regional de Cooperativas Mineras Auríferas del Norte de La Paz (Fecoman), Víctor Silva, indicó que este problema no es reciente, sino que data de 2015 donde se produjeron hechos similares.

Silva descartó que exista algún herido o muerto, pero dijo que fueron sólo 40 personas “encapuchadas”, a las que no se logró identificar, las que dispararon. “Había compañeros en la mina y no hubo enfrentamiento, con lo que teníamos personal, no se atrevieron a entrar a la mina”, agregó.

El defensor del Pueblo, David Tezanos, en compañía del jefe Nacional de Prevención y Gestión Pacífica de esta institución, Sandro Delgado, llegaron a la zona para llamar al diálogo y llegar a un acuerdo pacífico.

“Los dos se acusan que hay armas de fuego de por medio. Hemos hablado con los dirigentes de El Choro y están predispuestos al diálogo, ahora estamos esperando la respuesta de los de El Choro Grande para ver si instauramos la mesa hoy mismo o si les damos un plazo y ver el lugar”, afirmó Delgado.

Hasta el cierre de la edición (21:00), la Defensoría del Pueblo esperaba una respuesta de ambas partes para iniciar el diálogo sin contratiempos; así como la presencia de la AJAM para garantizar una solución al conflicto. “Como Federación no vamos a permitir el avasallamiento de ninguna naturaleza, sino pediremos que estos avasalladores sean detenidos”, adelantó Silva.

Fecoman denunció en anteriores oportunidades que las cooperativas auríferas constantemente sufren ataques de los comunarios en diferentes regiones de La Paz. Lamentaron que el Gobierno no intervenga a tiempo.



CONFLICTO POR MINA AURÍFERA DATA DE TRES AÑOS ATRÁS

Desde el 2014, los problemas por avasallamiento entre comunarios de El Choro, Choro Grande y cooperativistas de Trinidad Pampa en la mina aurífera Cruz del Sur en los Yungas de La Paz son recurrentes con el uso de armas de fuego y dinamitas que provocaron en dos ocasiones la muerte de varias personas y un número mayor de heridos.

Es así que según una revisión hemerográfica digital, el 21 de junio de 2014, un enfrentamiento en la zona dejó el saldo de dos muertos y varios heridos después que fracasó la intención de realizar una asamblea para unificar nuevamente a la comunidad.

Al año siguiente, por las mismas razones de avasallamiento, tres personas fallecieron (dos comunarios y un cooperativista); hubo cuatro heridos por parte de los mineros y dos por parte de los comunarios. Además, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó de 13 desaparecidos.

En 2016, no se registró ninguna trifulca donde se tenga que lamentar el fallecimiento de personas o heridos. Sin embargo, este año volvieron los conflictos por la posesión de este yacimiento entre los comunarios.

Friday, January 27, 2017

Ecuador: Desde junio operará rica mina de oro

El proyecto aurífero cuenta con reservas por 4,82 millones de onzas de oro y 6,34 millones de onzas de plata, ha informado el Ministerio de Minería

La construcción de la mina de Fruta del Norte en la provincia de Zamora Chinchipe empezará en junio próximo, informó el vicepresidente de Sostenibilidad de Negocios de la empresa minera canadiense Lundin Gold, Nathan Monash.

En este sentido se prevé que se inviertan solo en este año unos $us 150 millones, aseguró este ejecutivo. Durante todo el periodo de construcción, de acuerdo con Monash, se estima invertir unos $us 660 millones.

Monash comentó además que en la etapa pico de la construcción, que será en el 2019, se empleará a unos dos mil personas. Actualmente, Lundin cuenta con 250 trabajadores.

El proyecto aurífero cuenta con reservas por 4,82 millones de onzas de oro y 6,34 millones de onzas de plata, ha informado el Ministerio de Minería.

Como parte de los acuerdos con el Gobierno, está previsto que la empresa pague $ 65 millones por regalías anticipadas. Los primeros $ 25 millones debieron pagarse a la firma del contrato de explotación.